FORMACIÓN PARA EMPRESAS

El éxito de las empresas está condicionado a la capacidad que tienen sus empleados para realizar de forma satisfactoria su trabajo. De ahí que sea tan valioso tener trabajadores con experiencia y bien formados. Cuanto más cualificado es el personal mayor es la productividad y mejor es el resultado en cuanto a calidad. Pero no siempre resulta sencillo reunir estas condiciones. Para lograrlas, o al menos mejorar en ese sentido, existe la formación bonificada por el Estado. Las empresas y sus empleados disponen de un crédito anual que únicamente pueden destinar a cursos formativos. En caso de no hacer uso de ese dinero, se pierde.

Te explicamos lo que necesitas saber si eres empresa o empleado/a:

Soy empresa

La formación bonificada supone incontables ventajas para las empresas

Cada mes la empresa paga el 0,6% de la base de cotización y va destinado a la formación bonificada. Durante el año, la Seguridad Social va acumulando ese dinero y genera una especie de hucha. Con el dinero acumulado y mediante la coordinación de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE), la empresa podrá elegir la formación que van a llevar a cabo sus trabajadores.

Diseñamos un curso a medida para tu empresa.

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.​

Utilizamos cookies propias y de terceros para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.    Más información
Privacidad